Proponen un organismo estatal de producción e investigación de Cannabis Medicinal en Corrientes

Locales - 30/07/2020

Se presentó en el Senado de la Provincia un proyecto para crear un instituto estatal para la producción, fomento e investigación de Cannabis Medicinal de Corrientes, bajo la forma jurídica de una sociedad del Estado. El Gobierno ya ha manifestado su predisposición para avanzar en iniciativas de tratamientos medicinales con este producto natural.

 

La iniciativa fue presentada por senadores del oficialismo para la creación del Instituto de Producción, Fomento e Investigación de Cannabis Medicinal de Corrientes - Sociedad del Estado (ICAMECOR S.E.).

 

El proyecto, que deberá ser analizado por las Comisiones de Legislación y Asuntos constitucionales, y Salud Pública.

 

Cabe recordar que el Gobierno de Corrientes ya había expuesto su voluntad de trabajar en la temática de destino medicinal del cannabis.

 

Incluso a finales de febrero el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, firmó este lunes con su par de Jujuy, Gerardo Morales, un convenio de cooperación en materia científica para que ambas provincias comiencen a investigar y producir de forma conjunta cannabis medicinal.

 

El gobierno de Jujuy ya elabora diferentes derivados medicinales de cannabis en la finca El Pongo, donde funcionan una zona núcleo de producción, una cámara de germinación e invernaderos. Este año fabricarán el primer aceite de cannabis medicinal de la República Argentina.

 

En esa línea, en agosto de 2018, la Legislatura correntina había sancionado una ley a partir de la cual se decidió que la provincia adhería a la normativa que existe a nivel nacional en esta materia, Nº27.350, que regula y promueve el estudio del uso que puede tener esta planta para el tratamiento de diferentes enfermedades.

 

El uso de este producto natural se extiende a patologías tales como epilepsias, enfermedades degenerativas, cáncer, náuseas y vómitos derivados de quimioterapia, VIH - Sida, autismo, Síndrome de West, dolores crónicos, bromialgia, glaucoma, esclerosis múltiple, Parkinson, enfermedades poco frecuentes, tratamiento del dolor, estrés postraumático.

 

Además, la ley provincial estipula que esta planta y sus derivados podrán utilizarse para cualquier otra condición de salud, existente o futura, en la que se considere de necesaria prescripción.