Déficit previsional de Corrientes menos crítico que otras provincias

Info General - 12/07/2020

Un informe consultado por momarandu.com comparó el peso del déficit previsional respecto los ingresos corrientes totales (propios y transferidos) y ubica a Corrientes por debajo del promedio de las 13 provincias con cajas previsionales no transferidas a Nación.

 

Un informe del Instituto IERAL sobre la reforma previsional de la provincia de Córdoba, puso el foco en la situación de las distintas provincias que tienen cajas previsionales propias.

 

Se trata de Corrientes, Córdoba, Buenos Aires, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Formosa, La Pampa, Misiones, Neuquén, Santa Cruz, Santa Fe y Tierra del Fuego, que mantienen los sistemas jubilatorios de los empleados estatales bajo su órbita.

 

Todas las cajas previsionales, con excepción de Misiones, están en rojo, porque los aportes de los trabajadores activos no alcanzan. Entonces, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) cubre una parte (equivalente al déficit que existiría si el sistema hubiera sido traspasado), en tanto que del resto deben hacerse cargo las propias provincias.

 

De acuerdo al informe del IERAL, más allá del valor nominal del gasto previsional de las
provincias, resulta conveniente analizar el peso de dicho gasto en el total del gasto corriente
provincial, y comparar con otras provincias con Cajas Previsionales no transferidas a la Nación.

 

En este sentido, en los primeros 9 meses de 2019, el gasto previsional resultaba equivalente a 23% del gasto corriente total del gobierno de la provincia de Córdoba, sólo superado por los casos de Entre Ríos (25%) y Santa Cruz (24%), entre 13 provincias con Cajas no transferidas. En Santa Fe la relación era del 21%, y del 19% en Buenos Aires. En Corrientes esa relación es del 18.5%, en Formosa del 20.7%, Chaco 16.6% y Misiones 11.4%.

 

Si se compara el peso del déficit puro observado en provincias en los primeros 9 meses de
2019, puede deducirse que en Córdoba resultaba equivalente a 5,7% de los ingresos corrientes totales (propios y transferidos), sólo superado por el peso del déficit observado en Santa Cruz, Entre Ríos y Formosa, entre 13 provincias con Cajas no transferidas. En Santa Fe dicho guarismo era de 4,9%, y del 3,2% en Buenos Aires.

 

En Corrientes el déficit es del 3.1% de los gastos corrientes, al igual que Chaco. Misiones se ubica en 1.9%.

 

Las trece cajas no transferidas cuentan con diferentes tasas de aportes y contribuciones para diferentes regímenes, las cuales también difieren con relación al esquema nacional. Y este fue un factor clave en las discusiones que hubo en los últimos años por el financiamiento del déficit.

 

Por ejemplo, en cuanto a la edad que se debe tener para el retiro, se destacan los casos de las provincias de Buenos Aires, Chaco, Tierra del Fuego, Chubut, Entre Ríos, Neuquén y
especialmente Santa Cruz, por tener los números más bajos. En el último caso, los empleados públicos se jubilan con 54 años en el caso de los varones y con 50 años si se trata de mujeres. En el sistema nacional, la edad general exigida es de 65 años para los hombres y de 60 años para las mujeres, en ambos casos, con 30 años de aportes hechos.

 

Hay una mayor homogeneidad en ese último punto: los años de contribución requeridos. Solamente las provincias de La Pampa y Buenos Aires (con 25 y 22 años, respectivamente) resultan menos exigentes que el resto, que piden 30 años al igual que la Nación. Salvo Chaco, Formosa y La Pampa, el resto aplica aportes personales mayores a los del régimen gestionado por la Anses (11%). Las mayores tasas personales se aplican en Corrientes y en Misiones, con 18,5% y 19%, respectivamente.

 

Respecto de las contribuciones patronales, Buenos Aires y Misiones muestran guarismos
inferiores al sistema nacional y también al resto de las provincias con cajas previsionales no
transferidas. En el otro extremo, Chubut y Corrientes presentan las mayores contribuciones
patronales, con el 18% y 18,5% en cada uno de los casos.