Parte oficial

Corrientes: Supervisan el avance del Plan Limón

Info General - 01/07/2020

El Gobierno provincial lleva adelante la supervisión del denominado Plan Limón en distintas localidades, apuntando a la diversificación productiva del citrus en la región. En este sentido, el gobernador Gustavo Valdés observó el progreso del programa el pasado jueves en las cuencas de San Miguel (Paraje El Caimán) y Caá Catí (El Palmar). El mismo, se ejecuta a través del Ministerio de Producción por medio de su titular, Claudio Anselmo, y es coordinado por el responsable de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, Norberto Mórtola.

 

 

La iniciativa se desarrolla desde agosto de 2019 en el marco del Programa de Desarrollo de Nuevas Cuencas Citrícolas Limoneras. La primera etapa comprendió la implantación de 100.000 ejemplares y fue desarrollado junto con el Instituto de Desarrollo Rural de Corrientes (Idercor); en tanto que la segunda contempla 200.000 unidades y es llevada adelante por la cartera productiva.

 

En este marco, el pasado 25 de junio Valdés y Mórtola recorrieron los quintales de dos de las cuatro zonas donde se encara esta parte del proyecto como Saladas, Lomas de Vallejos, paraje Zapallo, paraje Cerrito, paraje Aguará, San Miguel, Palmar Grande, y San Antonio, entre otras.

 

El programa, que busca promover la formación de futuros exportadores y el fortalecimiento de los pequeños productores citrícolas, tiene por objeto que los beneficiarios encuentren en esta alternativa una vía sustentable para el desarrollo de sus quintales. Está dirigido puntualmente a productores de hasta 5 hectáreas, sin excepción, y consiste en la entrega financiada de plantines, que luego serán devueltos con fruta y planta producidas.

 

 

En esta primera etapa, el plan contempló la entrega y plantación de 100.000 ejemplares limoneros para que se fortalezcan en las temporadas de otoño y primavera, adquiriéndose más de 300 hectáreas con sus respectivas cortinas a la industria cítrica.

 

Después de un extenso trabajo coordinado entre el INTA de Bella Vista y un número importante de viveristas de la provincia, y, a través del asesoramiento y monitoreo técnico del desarrollo productivo de las referidas plantas, se pudo transformar la realidad de estos productores, convirtiéndolos en futuros exportadores cítricos.

 

Durante el mes de marzo de 2020, se dio por concluida la primera de las tres etapas de este programa, lo cual significó una inversión provincial de $ 25.000.000. Es de consignar que en todo este año se va a continuar con el programa e incrementándose su inversión, elevándose los números de plantines a 200.000 y de hectáreas a 600.