Coronavirus: Activaron el protocolo en Ezeiza por un pasajero que llegó desde EEUU

Nacionales - 02/03/2020

l avión, que partió desde Nueva York, permaneció una hora y cuarto en una plataforma especial porque uno de los pasajeros presentaba fiebre. Luego de someterse a los controles, las autoridades sanitarias descartaron la enfermedad.


Personal sanitario del aeropuerto de Ezeiza tuvo que activar esta este lunes por la mañana el protocolo de emergencia por coronavirus a bordo de una avión procedente de Nueva York debido a que uno de los pasajeros presentaba fiebre. Pero tras hacerle los controles sanitarios pertinentes descartaron que sea portador de la enfermedad.

 

El vuelo 853 de American Airlines aterrizó en Buenos Aires a las 10:45 y antes de hacer descender a las personas que estaban a bordo, el comandante informó que se había activado el protocolo para asistir a una persona que se sentía mal. El resto de los pasajeros deberá esperar en sus lugares a la espera de una autorización para descender del avión.


“Cuando aterrizaron en Ezeiza uno de los integrantes de la tripulación preguntó por micrófono si alguna de los pasajeros había estado en China en los últimos 15 días”, contó a Infobae Eduardo Di Marco, quien se encuentra a bordo del avión de American Airlines que debe ser examinado.

 

“Y como un hombre manifestó sentirse mal y tenía algunas líneas de fiebre dieron aviso de inmediato a las autoridades sanitarias de Ezeiza para que lo revisaran”, relató Di Marco.


El hombre se mostró bastante molesto por la situación porque ante la falta de información al respecto, se suma que no les permiten moverse de sus asientos. “No nos poder levantar ni para ir al baño. El avión está detenido en un sector aislado de la pista y aparentemente tenemos para largo acá arriba”, señaló.

 

La aeronave, que había partido el domingo a las 22 horas de Nueva York, viajó con su capacidad completa y hay varios niños a bordo.

 

Alrededor de las 11.15, cuando los pasajeros empezaron a entrar en pánico y a exaltarse por la situación, fueron tranquilizados por altoparlante. “La medida fue tomada por precaución y una vez que constatemos que el cuadro del pasajero no reviste riesgo los haremos descender del avión”, dijo uno de los tripulantes.


Desde hace un mes, el Ministerio de Salud de la Nación dispuso que los aviones que transportes pasajeros con síntomas de coronavirus debes dirigirse al Puesto 18 para que sean revisados. Es un sector que está alejado de las mangas habituales, donde hay salas especialmente preparadas desde el punto de vista sanitario. En estos momentos, hay personal de Sanidad de Frontera ocupándose de este caso en particular.

 

Alrededor de las 11.30 horas personal especializado subió a la aeronave con guantes, barbijos y antiparras para hacer los controles. Y mientras unos asistían al paciente con fiebre, que aparentemente es de nacionalidad argentino, otros le medían la fiebre a las personas que estaban a su alrededor. “Utilizan una especie de dispositivos láser que se colocan en la frente de las personas y marcan la temperatura corporal”, contó a Infobae Diego González, otro de los pasajeros del vuelo.

 

De acuerdo a su relato, muchas de los personas decidieron colocarse barbijos por motus propios, los cuales habían comprado antes de despegar, ya que desde la tripulación de American Airlines dijeron no disponer de esos protectores.

 

Pasada la hora de espera, se produjo un momento de máxima tensión entre los pasajeros y la tripulación. “Había mucha gente filmando con los telefónos y la tripulación dijo que iba a empezar a retirar los teléfonos con la ayuda de la policía para respetar la privacidad de la persona que se sentía mal ya que había muchos que lo estaban grabando”, detalló González.


Antes de descender, a los pasajeros se les pidió completar una declaración jurada donde les preguntaron en qué países estuvieron, si tuvieron algún contacto con personas infectadas o si tienen síntomas compatibles con la enfermedad; que ya se cobró más de 3 mil muertos.

 

Una vez completada y antes de bajar de la aeronave tuvieron que entregárselas a las azafatas y luego someterse a un control, donde les tomaron la temperatura. El proceso de descenso se inició pasado el mediodía, una hora y cuarto después del aterrizaje.


Este sábado ocurrió una situación similar con el airbus AR1305 de Aerolíneas Argentinas, que había aterrizado en Buenos Aires a las 4.40, a raíz de que tres pasajeros presentaban fiebre.