La región NEA con carencia de establecimientos para residuos peligrosos

Info General - 17/02/2020

Ninguna de las provincias del NEA cuenta con establecimientos inscriptos en el Registro Nacional de Generadores y Operadores de Residuos Peligrosos. Existe una sola planta de tratamiento en el Chaco, pero no inscripta en el registro nacional. Todas las regiones del país cuentan con establecimientos habilitados.

 

Los movimientos interjurisdiccionales de residuos peligrosos acontecen cuando residuos generados en una jurisdicción determinada deben ser trasladados fuera de ella, puesto que en el territorio de origen no se cuenta con los operadores habilitados o las tecnologías necesarias para darles tratamiento, almacenamiento o disposición final.

 

En ese caso, se torna necesario trasladarlos hacia donde haya disponibilidad de los medios efectivos para realizar las operaciones adecuadas.

 

En Argentina, la generación de residuos peligrosos en interjurisdicción correspondiente al año 2018 fue de 777.623 toneladas.

 

Existen diferentes operaciones aplicables a los residuos peligrosos que se encuentran enunciadas en el anexo III de la Ley N° 24051. Dichas operaciones llamadas de eliminación, pueden o no conducir a la recuperación del recurso, el reciclado, la regeneración, reutilización directa y otros usos. Son realizadas por diversas empresas distribuidas en todo el territorio nacional.

 

Corrientes, Misiones, Chaco, Misiones, Santiago del Estero, La Rioja, Tucumán, Río Negro y Tierra del Fuego son las provincias sin lugares habilitados de eliminación, según el Informe del Ambiente 2018, del Ministerio de Ambiente de la Nación.

 

La región NEA es la única del país que no cuenta con provincias que la integran con establecimientos de tratamiento.

 

Cabe aclarar que debido a las limitaciones del sistema SIMEL del Registro Nacional de Generadores y Operadores de Residuos Peligrosos se muestran aquellos establecimientos habilitados en el marco de la Ley N° 24051 que cuentan con el Certificado Ambiental, por lo que existen en las provincias plantas de tratamiento y disposición final pero no inscripta en el registro nacional.

 

En el caso de la región NEA la única planta de tratamiento de residuos patógenos funciona en la localidad de Makallé, Chaco, pero no figura en el registro nacional exihibido en el Informe del Ambiente 2018 del Ministerio de Ambiente de la Nación.