El millonario acuerdo de Alberto Fernández con las petroleras

Política - 18/01/2020

En Vaca Muerta hay gas para al menos 200 años de consumo local y petróleo para 100 años, como mínimo. Además, hay en el país reservas de hidrocarburos tradicionales sin explotar. El desafío es ir ya por esos recursos.

 

El Gobierno enviará al Congreso un proyecto en febrero para dar un marco legal que, espera, genere ingresos de al menos 10 mil millones de dólares de inversiones inmediatas y otros 10 mil millones de dólares anuales de exportaciones desde 2022.


American Energy; Pablo Vera Pinto, CFO de Vista Oil&Gas; Germán Machi de Pluspetrol; Carlos Ormachea de Tecpetrol; Sean Rooney de Shell; Eric Dunning de Chevron; Carlos Seijo de Total; Manfred Böckmann de Wintershall Dea; y Hugo Eurnekian de Compañía General de Combustibles.

 

Los CEOs se reunieron con el presidente Fernández; el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el secretario de Energía, Sergio Lanziani y el presidente de YPF, Guillermo Nielsen. La petroleras pidieron un precio mínimo asegurado, un sendero de precios que les resguarde su rentabilidad y disponer de los dólares que consigan de ganancia.

 

El gobierno les dijo que les darán lo que piden solo para la producción incremental: la que supere lo que están produciendo hoy. Es decir, lo que se está produciendo actualmente mantiene la condiciones y lo que aumenten tendrá condiciones más beneficiosas.


Las petroleras piden que si el precio internacional cae por debajo de los 50 dólares, se les asegure ese piso. En la negociación surgió la idea de un fondo anticíclico. “Si el precio internacional se mueve entre 50 y 75 dólares, se disparará un sistema de retenciones móviles que va de cero a ocho por ciento. A partir de 75 pesos la retención se mantiene en ese techo del ocho por ciento. Con ese dinero se creará un fondo anticíclico para utilizar en el caso de que los precios caigan por debajo de 50 dólares”, señaló a El Destape una fuente del sector.

 

Las compañías también piden asegurarse que podrán disponer de los dólares para solventar sus gastos e inversiones. El Gobierno les propuso realizar un fideicomiso en el exterior para ese fin. El resto de los dólares los tendrán que liquidar en un periodo que se está negociando entre seis meses y un año.

 

Las petroleras habían pedido también pagar menos del 35 por ciento de impuesto a las ganancias. El presidente les respondió que eso era imposible.

 

El proyecto que irá al congreso abarca a los distintos segmentos de la actividad: la producción no convencional y la convencional, el off shore y la recuperación secundaria y terciaria.