Me prendió fuego y se reía, pensé que me iba a morir: El drama de Naomí, víctima de violencia de género

Política - 17/01/2020

"No me dejaba salir con otro, no me dejaba ver a mi cuñada porque decía que me iba a hacer pata con otra persona", contó quien es madre de dos nenes.

 

 


Naomí tiene 20 años y este miércoles al mediodía fue quemada por su ex pareja en otro aberrante caso de violencia de género. La joven que vive en el barrio de Villa Boedo, en Córdoba, estaba en su casa con sus dos hijos cuando el padre de los menores la roció con alcohol, le acercó un encendedor y tras prenderla fuego huyó cobardemente.

 

 

“Gritaba desesperada. Pensé que me iba a morir. Me tiré abajo del pico del agua y me apagué. Un nene que vive enfrente vino a asistirme con botellas”, detalló tras contar que el agresor “se fue corriendo riéndose”.

 

 

En declaraciones al programa del periodista cordobés Lagarto Guizzardi, la joven detalló que quien la quemó mantenía las habituales conductas de los que perpetran violencia de género. “No me dejaba salir con otro, no me dejaba ver a mi cuñada porque decía que me iba a hacer pata con otra persona”, enumeró. Cuando ella quería dejarlo, quien cometió una tentativa de femicilio “prometía que iba a cambiar. Mi familia me decía que no volviera porque tenía miedo”.

 

 

“Hace cuatro meses me dio un golpe de puño en mi cabeza cuando tenía a mi bebé en brazos. Ahí me separé. La Justicia no me dio la restricción ni el desalojo de la vivienda que pedí”, agregó.

 

 

La víctima manifestó que un vecino la vio que las llamas cubrían su cuerpo y la asistió para apagar el fuego, y luego la trasladó hasta un centro asistencial para las observaciones primarias.

 

 

Desde allí fue derivada al Instituto del Quemado donde se determinó que sufrió quemaduras de segundo grado en la mitad del cuerpo del lado izquierdo.

 

 

“Me amenazaba con pegarme un tiro en la cabeza. Últimamente decía que iba a prenderme fuego. Yo creía que no se iba a animar a hacerlo. Le digo a otras mujeres que salgan. Ellos no cambian. Hay otras chicas que no salen y se mueren”, cerró.