Chaco

Panorama Semanal: La disputa interminable

Política - 08/12/2019

Gustavo Martínez fue el único de los intendentes electos que no concurrió a la reunión convocada por el gobernador electo Jorge Capitanich. El liderazgo del jefe comunal que asumirá el 10 de diciembre en la Legislatura todavía pesa y ese poder es también un escenario de tensiones. Domingo Peppo se retira con una administración caótica y exhausta.

 

A dos días de asumir la gestión, el intendente de Resistencia no pudo confirmar su gabinete comunal. Acaso una señal de complicaciones para esa tarea. No tanto como la promesa de complicaciones que se avecinan en el frente de relaciones con el gobierno provincial. En uno de los pocos reportajes serios que se hicieron a un gobernador, los periodistas de Chaco Día por Día tocaron todos los temas con Capitanich.

 

Sobre el faltazo de Martínez a la reunión de los intendentes con el gobernador electo afirmó “es un problema de él. Si tiene la vocación de trabajar por Resistencia va a necesitar claramente la cooperación del gobierno de la provincia, como también del gobierno nacional. Y no quiero ser presuntuoso del punto de vista de las Sagradas Escrituras, pero el camino a la Verdad y la Vida es uno solo. Hablé con él. Hablo con él. Puede tener diferencias o proyectos políticos disimiles y alternativos, pero una cosa es la política y otra la gestión”.

 

Capitanich asume también esa representación nacional. Siempre hubo interpretaciones que vincularon al gobernador electo con la vicepresidente electa, Cristina Fernández. Y que el presidente electo, Alberto Fernández, buscaría armar su propio espacio político. Allí pensaban pescar tanto Martínez, como el saliente Domingo Peppo, que todavía sueña con una embajada.

 

La independencia del intendente entrante se justifica. Capitanich acaba de adelantar el pago del aguinaldo de los municipales de Resistencia para mañana lunes. La recaudación de la capital del Chaco le da espaldas a quien se siente en el sillón de jefe comunal. Un desafío para Martínez, hasta ahora a cargo de organismos deficitarios como Sameep.

 

Precisamente los hombres que ocuparon lugares en la administración de Domingo Peppo son los que ahora irían al Gabinete de la intendencia. Todos incondicionales y del espacio. Claudio Wettstein, Francisco Vescera, Hugo Acevedo, Guillermo Monzón. Nombres que igualmente no alcanzan para conformar el equipo. De todas maneras, el espacio CER que lo llevó a la intendencia es mucho más amplio.

 

Martínez sabe que la provincia puede ser un tapón para el desarrollo del municipio. Lo sufrió Capitanich cuando la Nación con la empatía del gobierno de Domingo Peppo le quitaron un crédito otorgado por la Corporación Andina de Fomento.

 

El movimiento de la cesión de tierras aprobado en la última sesión de la Legislatura está a un día de veto o promulgación. Los diputados Gustavistas en conjunto con el radicalismo lograron una cesión de la provincia al municipio de todas las tierras fiscales en jurisdicción de Resistencia.

 

La posición política del gobernador saliente está en juego. Puede promulgarlo antes de irse o dejar que Capitanich vete la ley cuando asuma. Domingo Peppo mostró las cartas cuando sus legisladores a última hora decidieron no votar a Elida Cuesta para que siga conduciendo la Cámara de Diputados. ¿Hará lo mismo ahora?

 

Las inseguridades y necesidades de Peppo plantean un escenario diferente al de aquella dupla indivisible que conformaron con Gustavo Martínez. El gobernador saliente deja una papa hirviendo. El paro de colectivos por falta de transferencia de un subsidio de 60 millones de pesos comprometido por la provincia con los empresarios y el gremio de la UTA; la falta de pago a la empresa SOMA S.A. que efectúa la recolección de residuos patológicos a todos los hospitales de la provincia, incluidos el Perrando de la ciudad de Resistencia.

 

Sumado a eso, el escandaloso y caótico proceso de pases a planta en el mayor operativo retirada que transforma en naif aquel que protagonizara el peronismo en la Cámara de Diputados y que permitiera la invención de ese nombre a finales de los años 90.

 

Esa es una bomba que Domingo Peppo le deja a Capitanich para desactivar. Mientras tanto una lluvia de acciones de amparo va poblando los juzgados de la provincia. Miles de empleados precarizados que están tienen mejores antecedentes para pasar a planta que los otros miles que está favorecidos por los decretos del gobernador saliente están buscando que alguien proteja sus derechos.

 

Finalmente, el martes asume Alberto Fernández. Capitanich adelantará su jura para el lunes a fin de estar presente en el acto nacional. Otro país asoma. Las primeras medidas fueron anticipadas a lo largo de esta interminable transición para la salida de Mauricio Macri, con quien tanto empatizó Domingo Peppo.

 

Se anticipan medidas de emergencia contra el hambre en un país con 40% de pobre y 60% de niños pobres; privilegio de la producción sobre la timba financiera; recuperación de los salarios y asignaciones que más perdieron en los últimos cuatro años; control de precios para que bolsillo no pierda la carrera contra la inflación; desdolarización de tarifas de servicios. Sólo faltan dos días.