La Orden Franciscana cierra el convento de Corrientes frente a la Plaza 25 de Mayo

Info General - 06/12/2019

La decisión la tomó el nuevo gobierno de la Provincia Franciscana de la Asunción de la Santísima Virgen del Río de la Plata para Argentina y Paraguay. Por 'falta de vocaciones', los franciscanos cierran cuatro conventos en el país - después de 450 años de presencia - pero se abrirá una casa de retiro en Tafí del Valle, Tucumán. Los entregarían a los obispados locales.


Fray Emilio Luis Andrada provincial de la orden franciscana explicó al diario La Gaceta de Tucumán, desde Buenos Aires, la situación de la comunidad: “Con mucho dolor decidimos cerrar cuatro presencias franciscanas. Esto implica entregar cinco parroquias a los obispados de cada lugar: el convento de San Antonio de Padua, en Buenos Aires; el de San Lorenzo en Rosario; el de Tucumán, el de Corrientes con la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced y el de Caaguazú, en Paraguay. Nos quedan 13 presencias franciscanas”.

 

¿La razón?. “No contamos con la cantidad de frailes necesaria para cubrir todas las necesidades. Con los que todavía están estudiando somos 100, pero si le restamos los que se están formando, los que no son sacerdotes (porque son hermanos) y los que están en edad avanzada, somos poco más de 50 frailes para la atención pastoral. El problema es que no tenemos vocaciones. Los frailes tenemos un promedio de edad de 69 años. Muchos tienen necesidad de ser atendidos en su enfermedad, entonces nos queda un margen muy reducido para atender el culto”, explicó el prelado.

 

También la dinámica de la comunidad está cambiando. Los religiosos jóvenes ya no quieren vivir en conventos majestuosos y céntricos, prefieren estar en los barrios más pobres, al estilo Francisco.

 

“Aspiran a nuevas formas de presencia. Han pedido que se abran dos casas, una en Paraguay, con un perfil misioneros en ambiente rural, y la otra (y aquí viene un consuelo para Tucumán) en Tafí del Valle. Pero esta última tendrá un perfil de casa de oración, abierta a la comunidad”, adelantó.

 

¿Por qué esto cuatro conventos, entonces? “Los templos de Córdoba, Catamarca, Santiago del Estero, todos son importantes; pero en algún lugar teníamos que tomar esta decisión y creemos que fue la correcta. De todos modos siempre está el sueño de volver…”, lanzó como consuelo Fray Emilio Luis Andrada.