En lo que va del año

En Corrientes la venta de autos usados cayó un 11%

Economía - 11/11/2019

El dato se desprende del reporte mensual que difunde la Cámara del Comercio Automotor (CCA). En tanto que en el plano federal, la comercialización de octubre mejoró un 6,7% en el décimo mes del año.


Save

La venta de autos usados mejoró 6,7% en octubre, en la medición interanual, mientras los concesionarios alertaron sobre los “impuestos asfixiantes” que soporta el sector. No obstante,  en el desagregado de ventas del período enero-octubre, Corrientes volvió a estar entre las provincias que bajaron sus ventas con un 11,80% (interanual).
De este modo, la Cámara del Comercio Automotor (CCA) informó que en octubre se vendieron 153.008 unidades, cuando en igual mes de 2018 se habían comercializado 1.143.388.

Si se compara con septiembre de 2019, cuando se vendieron 152.563 unidades, la suba es de apenas 0,29%.  En el período enero-octubre 2019 se comercializaron 1.447.709 vehículos, una baja del 1,80% comparado con igual período de 2018, con 1.474.283 unidades.

Alberto Príncipe, presidente de la Cámara, se quejó de que la rentabilidad del sector es “prácticamente nula y los impuestos que pagamos al fisco son asfixiantes”.

”Estamos en la recta final de un año muy difícil, complicado y atípico para el sector. Pese a que los volúmenes de venta vienen creciendo, nuestros stocks se están achicando y es muy difícil reponerlos”, señaló.

Dijo que las empresas “sobreviven a esta crisis tan profunda, gracias a la profesionalidad y experiencia de quienes las manejan”.

”Sabemos que la solución no llegará con la urgencia que necesitamos, pero está en nuestro ADN el deseo de que en un futuro cercano podamos vislumbrar un cambio económico que acerque nuevas posibilidades”, dijo el directivo.

En el pelotón de las provincias que más subieron sus ventas en enero-octubre 2019 son: Neuquén: 7,67%.  San Luis: 7,35%. Córdoba: 2,79%. Río Negro: 1,56%. Entre Ríos: 1,07%.   Tierra del Fuego: 0,18%.

En tanto que bajaron sus ventas (entre las que se encuentra Corrientes): Chaco: 16,72%. Santiago del Estero: 14,33%. Salta: 12,69%. Formosa: 12,18%.  Catamarca: 11,54%. Santa Cruz: 9,49%. Misiones: 8,53%. Chubut: 6,07%. La Rioja: 5,77%. Jujuy: 4,31%. San Luis: 3,81%. CABA: 3,73%. Tucumán: 3,41%. La Pampa: 1,84%. Santa Fe: 1,47%. Buenos Aires 1,44%. Mendoza: 0,03%.

De acuerdo con el informe de la CCA, los autos usados más vendidos en octubre último fueron VW Gol y Gol Trend (10.080 unidades), Chevrolet Corsa y Classic (6.657), Renault Clio (4.404), Toyota Hilux (4.029), Ford Fiesta (3.828), Ford EcoSport (3.663), Fiat Palio (3.513), Ford Focus (3.373), Ford Ranger (3.217) y Renault Kangoo (2.820).

Producción automotriz
La producción de vehículos durante octubre alcanzó las 31.834 unidades, lo que significó 15% más respecto de septiembre, pero 17,7% por debajo del registro del mismo mes de 2018, informó la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA).

De esta manera, octubre se convirtió en el decimocuarto mes de caída consecutiva de producción nacional de vehículos, tendencia a la baja que se registra desde agosto de 2018 cuando el sector creció un 9% interanual al alcanzar las 49.335 unidades.

Desde la entidad explicaron que la mejora intermensual de producción respondió en parte a que en octubre hubo un día más de actividad en las fábricas, y también por una muy leve mejora de actividad diaria en promedio, debido a la demanda retenida de algunas marcas en los últimos meses.

La proyección que realizaron fuentes de la industria, a falta de dos meses para completar el año, indica que 2019 podrá cerrar por encima de las 300.000 unidades, lo que de confirmarse sería el peor registro de los últimos 15 años, por encima de los 260.000 vehículos producidos en 2004.

El reporte precisó que con 22 días hábiles de actividad, las terminales automotrices produjeron 31.834 vehículos en octubre; es decir, un 15% más respecto del volumen de septiembre y un 17,7% menos respecto de las 38.659 unidades que se produjeron en el mismo mes del año pasado.

En el acumulado de los primeros diez meses del año, el sector alcanzó las 273.164 unidades producidas (autos y utilitarios), 33,3% menos que las 409.366 unidades que se produjeron en el mismo período del año anterior.

 

ADEFA precisó que en octubre se exportaron 19.339 unidades; es decir, 10,3% menos que en septiembre y 12,2% por debajo del nivel de octubre del 2018.

 

Así, entre enero y octubre se exportaron 187.362 vehículos, 15% por debajo del mismo período del año pasado cuando se enviaron, a diversos mercados, 220.365 unidades.

 

Brasil se mantiene como el histórico primer destino de las exportaciones de las terminales argentinas y en lo que va del año representa el 66,1% de los embarques. Se enviaron a ese país 123.819 unidades, 29.170 vehículos menos respecto a igual período del año anterior.

 

En busca de la diversificación de mercados, se consolidaron este año destinos como América Central (7,3%), Perú (6%), Chile (5,7%) y Colombia (5,2%).

 

Los datos registrados en octubre, también indicaron que el sector comercializó a su red de concesionarios 27.204 unidades, 1,2% más que en septiembre y una caída de 26,9% en su comparación con octubre de 2018.

 

De esta forma, el acumulado del año arroja que la venta en concesionarios oficiales se ubicó en 318.423 unidades, un 47% menos respecto del mismo período de 2018 en el que se comercializaron 600.303 vehículos, situación que se refleja en la fuerte caída de los patentamientos.

 

De esas 27.204 ventas, unas 8.212 unidades fueron de producción nacional; es decir, apenas el 30% del total de lo que se comercializa en Argentina, cuando la relación histórica se ubicaba en torno al 50% de cada origen.

 

De acuerdo a la Asociación de Concesionarias de Automotores (ACARA), en lo que va del año el patentamiento de vehículos 0 kilómetro alcanzó las 412.412 unidades, un 43,89% menos que en el mismo período del año pasado.

 

Con estos datos, las terminales y todos los eslabones de la cadena están trabajando junto a los sindicatos en un plan de desarrollo que esperan poder discutir con el próximo gobierno y que incluya una reforma tributaria específica para el sector y un plan de renovación del parque automotor.