Al calor del cierre de Massalin ECO + Juntos por el Cambio cerrarán la campaña #Sísepuede en Goya

Política - 22/10/2019

De cara a las elecciones presidenciales 2019, ECO + Juntos por el Cambio cerrarán en Goya la campaña “Sí, Se Puede”. A los goyanos les sabe agridulce este cierre electoral, que se hará a escasas cuadras de la quebrada fábrica de Massalin Particulares que, pese a la conciliación obligatoria que le permite seguir funcionando, tiene bandera de remate y la consecuencia de dejar a miles de goyanos sin trabajo ni sustento diario.


Igualmente, Gustavo Valdés encabezará el acto y pedirá votar la lista 502 por lo conseguido tras la gestión kirchnerista. En nuestra capital, habrá reparto de boletas en simultáneo en 150 puntos. ECO + Juntos por el Cambio alista un cierre de campaña de las elecciones generales del domingo con todo el poderío proselitista de los 20 partidos que conforman la alianza que tracciona por la reelección del presidente de la Nación, Mauricio Macri, y la elección de Jorge Vara, Ingrid Jetter, José Fernández Affur y Susana Benítez, los candidatos a diputados nacionales.


El acto que marcará el final de la campaña se hará el jueves en Goya y el mismo día habrá en la Capital un amplio dispositivo de reparto de boletas en varios barrios.


Todos los sectores políticos tienen la restricción de continuar con actividades de campaña desde el viernes a las 8:00. Por eso, los actos de finalización de campaña se harán el jueves a la noche.


La capital suele ser el escenario elegido para el cierre de campaña, pero en esta ocasión el oficialismo se trasladará a un escenario que se montará en la sede de la Fiesta Nacional del Surubí. Desde allí, el gobernador Gustavo Valdés hará un último llamado a los correntinos para que apoyen a los candidatos a legisladores nacionales de la lista 502 y que valoren lo que hizo el presidente Macri tras las consecuencias que dejó la gestión kichnerista.


Los cercanos al gobierno provincial, aseguran que ni el mandatario ni sus candidatos legislativos, no dirán nada sobre el cierre de Massalin Particulares, cuyos empleados seguirán fumando la pipa de la desesperanza.