Interior

Corrientes: De la lealtad a la persecución de los compañeros en Paso de los Libres

Política - 18/10/2019

Tal lo que había informado este medio en la comuna libreña la persecución laboral y política está a la orden del día, esta mañana el ex Director de Alumbrado Público, Walter Navarrete, fue notificado que debería ir a prestar funciones en la cabecera del puente internacional, cabe recordar que sin motivo hace un par de meses se lo trasladó a la Dirección de Turismo sin un motivo específico (bueno el motivo era su amistad con el diputado Alberto Yardín con quien Ascúa mantiene un fuerte enfrentamiento partidario) y rebajándole sensiblemente el salario, la semana pasada fue conminado por el Director de personal, Osmar Da Silva, a que se tome licencia o que se lo cambiaría de área, lo que luego del informe de SUR CORRENTINO no se concretó, hasta el día de hoy cuando Navarrete se presenta a las 7 hs. a prestar servicio en el palacio municipal, encuentra cerrada la oficina de Turismo, espera hasta las 8 horas, reclama por la situación a Da Silva y minutos después es notificado que a partir del lunes debe irse al Puente Internacional.

 

 

Luego del Día de la Lealtad y de que el intendente Martín Ascúa manifestara, en el acto conmemorativo efectuado por su sector, que a “la lealtad no hay que confundirla con obsecuencia” aunque de los dichos al hecho hay bastante trecho a los funcionarios pareciera que les reclama justamente “Obsecuencia”.

 


Esta mañana cuando se presenta Walter Navarrete a prestar sus tareas en la oficina de Turismo en el Palacio municipal, la encuentra cerrada, espera un tiempo prudencial, llama a su superior, María Alejandra Martins, para saber que pasaba, es informado que quien tenía la llave se había atrasado, luego le pide al Director de Personal, Da Silva, que hacía ante esta situación ya que se encontraba deambulando por el hall de entrada, a los pocos minutos recibe un memorandun, firmado por Martíns en la cual se le informa que a partir del lunes pasaría a prestar servicio en la oficina del Puente Internacional, sin especificar motivo alguno, cabe recordar que desde que fue trasladado a Turismo nunca se le dio función alguna (el motivo era claramente evitar que Navarrete tuviera un contacto directo con los ciudadanos), tan solo tenía que cumplir horario, lo que sin dudas tendrá que hacer en su nueva ubicación puesto que es de destacar que en dicha oficina se promociona mediante volantes el turismo de muchas partes de nuestro país menos de nuestra ciudad.

 

Es claro que a Navarrete se lo castiga por su amistad con el diputado “Loro” Yardín, quien va en busca de una banca en el concejo, y el alcalde local y su hermana Celeste, candidata a edil por el Frente de Todos, no toleran dicha situación, a pesar de que fue el propio Intendente quien manifestó en el acto del Día de la Lealtad que “la lealtad no hay que confundirla con obsecuencia” pero parece ser que quien no es obsecuente paga las consecuencias por tener un pensamiento propio, cabe aclarar que Navarrete es de dilatada militancia dentro del peronismo y que trabaja apoyando la formula presidencial de Alberto y Cristina.

 

Seguramente desde sectores que tienen incorporada una obsecuencia derivada de intereses personales rebuscarán argumentos para justificar la decisión municipal, lo que a ojos vista es algo basado en un fuerte autoritarismo y persecución por pensar diferente, en momentos en que se declama la unidad y muchos se golpean el pecho hablando de dicho valor, hay quienes se empecinan en dividir por no aceptar disidencias.

 

Decididamente la actual situación es una decisión de política partidaria, en momentos en que hay un evidente temor a que el Loro Yardín pueda acceder al Concejo Deliberante cuando por cierto todo indica que el oficialismo municipal ya tiene tres ediles seguros y podría pelear un cuarto, dejando también por cierto de lado la pertenencia política e ideológica de Yardín y su compromiso de apoyar y mejorar la gestión peronista desde una banca de concejal, no se entiende el ataque permanente en algunos medios y de parte de funcionarios hacia quienes puedan tener cierta empatía con Yardín.

 

Desde el sector del actual diputado recuerdan la frase, que se le atribuye a Don Quijote de la Mancha, “Ladran Sancho, Señal de que cabalgamos”.