Corrientes

Increíble: El Ruso Lohrman estaba preso mientras lo buscaban

Política - 20/09/2019

Habló Rodolfo Lohrmann y surgen varias dudas sobre la verdad del secuestro de Cristián Schaerer. ‘El Ruso’ estuvo preso mientras lo buscaban.

 

Lohrmann, uno de los secuestradores del joven correntino el 21 de septiembre de 2003, estuvo preso algunos años en España mientras paradójicamente era uno de los delincuentes más buscados por la justicia argentina.

 


Por el rapto del estudiante correntino aseguran que cobraron con su banda un rescate de u$s277.300 dólares, pero el joven jamás apareció. Se cumplen 16 años del secuestro más famoso de la Argentina.

 


En una carta, donde contestó preguntas a un periodista del diario Clarín, relatando su derrotero como uno de los delincuentes más osados de la historia, siempre según su versión, aseguró que por la causa Schaerer, hay como 15 personas inocentes condenadas “para cuando en esos trabajos no participan más de 4 o 5 personas”.

 


“A la mayoría le dieron 25 años y yo sé que me espera lo mismo”, acotó Lohrmann, quien actualmente está preso y tiene 54 años.

 


Entre 2003 y 2016 fue el argentino más buscado por Interpol.

 


Reveló que el entonces juez federal Carlos Soto Dávila, el fiscal Flavio Ferrini y el fiscal general de la República, a quienes no le dio la posibilidad que lo interroguen, le ofrecieron arreglos de todo tipo y protección como también acogerse a la Ley del Arrepentido, y hasta una condena menor a la mitad de la que le correspondería por el secuestro de Schaerer ocurrido el 21 de septiembre de 2003.

 


Surge inmediatamente el interrogante, a un delincuente como el Ruso Lohrmann, la justicia le puede otorgar tantos beneficios.

 


“Lo único que te digo es que a todo este lío lo armó un caño largo arrepentido que no aguantó la presión del zapato que le apretó el pie. Y para limpiar su culo hizo condenar a 25 años a todo el mundo tirándoles mierda a los demás. Contó mentiras y metió en la bolsa a mujeres, niños, abuelas, estudiantes”, relató el afamado secuestrador, en un escrito que abre un sinfín de preguntas de las que difícilmente se puedan obtener respuestas rápidamente.