Barrio San Marcos

Sorprendió a un ladrón dentro de su casa y lo redujo

Policiales - 20/09/2019

El malhechor recorría el inmueble a la madrugada. Entró después de trepar un muro y abrir una puerta. Pretendía sustraer una moto. El dueño de casa lo sorprendió en pleno delito y, con ayuda de algunos familiares, logró atraparlo. Después, lo entregaron a la Policía.


Un de­lin­cuen­te in­gre­só a una vi­vien­da con in­ten­cio­nes de sus­tra­er una mo­to­ci­cle­ta a la ma­dru­ga­da, pe­ro los in­te­gran­tes de una fa­mi­lia lo sor­pren­die­ron e im­pi­die­ron su fu­ga, ases­tán­do­le gol­pes an­tes de en­tre­gar­lo a la Po­li­cí­a.

 

El epi­so­dio ten­so ocu­rrió en el ba­rrio San Mar­cos de la ciu­dad de Co­rrien­tes y la Fuer­za del or­den ini­ció una cau­sa de su­pues­ta ten­ta­ti­va de ro­bo. “Mi pa­pá se le­van­tó pa­ra ir al ba­ño, y cuan­do vol­vía a su ha­bi­ta­ción se en­con­tró con el ra­te­ro.

 

Es­ta­ba en la os­cu­ri­dad. Mi ma­má se pu­so a gri­tar y en­tró en pá­ni­co”, di­jo Fa­bián en una pu­bli­ca­ción que ayer se vi­ra­li­zó en las re­des so­cia­les.

 

“En un mo­men­to, mi pa­pá y yo em­pe­za­mos a dia­lo­gar con él, con­ven­cién­do­lo de que lo íba­mos a de­jar ir; en eso, mi pa­pá se aba­lan­zó con­tra él y le dio gol­pes has­ta no po­der. Lo ti­ró en el pi­so y em­pe­za­mos a gol­pe­ar­lo y, por suer­te, y la de él, mi ma­má sa­lió a bus­car ayu­da po­li­cial…”, agre­gó en un es­cri­to de­ta­lla­do.

 

“Pa­ra en­trar, sal­tó los mu­ros del pa­tio de atrás, que da con la ca­lle del fon­do de mi ba­rrio, e in­gre­só por la puer­ta tra­se­ra. Mi ca­sa es­tá pe­ga­da a la ca­sa de mi abue­la, un mu­ro de ca­si 2 me­tros di­vi­de am­bos pa­tios; y es­te (la­drón) de­jó en el pa­tio de mis pri­mos to­do pre­pa­ra­do pa­ra lle­var”, en­tre di­chos ele­men­tos se en­con­tra­ba una mo­to­ci­cle­ta, que ha­bía al­can­za­do a vio­len­tar.

 

El mal­he­chor fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Cris­tian Ro­lan­do P., do­mi­ci­lia­do en el ba­rrio Juan de Ve­ra. Efec­ti­vos de la co­mi­sa­ría sec­cio­nal Sép­ti­ma, aler­ta­dos me­dian­te lla­ma­dos te­le­fó­ni­cos al sis­te­ma de emer­gen­cias 911, lle­ga­ron al lu­gar y se lo lle­va­ron de­te­ni­do.

 

Mien­tras es­ta­ba re­du­ci­do en el pi­so del li­ving co­me­dor, con las es­po­sas co­lo­ca­das en am­bas ma­nos, el jo­ven co­men­zó a vo­ci­fe­rar que an­da­ba “so­lo” y que ne­ce­si­ta­ba ha­cer una lla­ma­da a su abo­ga­do.

 

Des­de la ins­ti­tu­ción de se­gu­ri­dad, ex­pli­ca­ron que el la­drón su­frió al­gu­nas le­sio­nes le­ves pro­duc­to de los gol­pes en el ros­tro. A la vez, pre­ci­sa­ron que con­ta­ría con an­te­ce­den­tes de ro­bo en la vía pú­bli­ca.