Corrientes: Autorizan ingresar residuos importados, patológicos peligrosos y contaminados

Política - 19/09/2019

El tratamiento de los desechos peligrosos en la sociedad de consumo es un problema grave y además requiere un gasto significativo de dinero que hace que gobiernos y empresas traten de liberarse de estos elementos enviandolos a los países pobres que los reciben con el pretexto de “reciclarlos” pero en realidad los manejan sin ninguna responsabilidad provocando catástrofes humanas inenarrables.

 

La práctica habitual durante mucho tiempo fue cargarlos en contenedores y enviarlos a puertos de países pobres donde quedaban abandonados al no poder identificar el destinatario inexistente de la carga.(Esto ocurrió durante años, incluido en los puertos de Buenos Aire y Rosario), y provocó insucesos humanos y ambientales gravísimos en poblaciones inadvertidas.

 

Organismos de control internacional tomaron cartas en el asunto y administraron medidas para impedirlo. Entonces gobiernos y empresas de los países ricos crearon otro modo más perverso aún: coimear a las autoridades de los países mas corruptos para que aceptaran recibir estos desechos con el pretexto de que serían “reciclados”.

 

Los canallas que gobiernan el país acaban de eliminar las restricciones para la importación de residuos peligrosos, pero la mayoría de las provincias argentinas bloquearon el ingreso a sus territorios de estos materiales, salvo algunas, entre las que se encuentra Corrientes: además de Buenos Aires, Mendoza y Jujuy, bastiones gobernados por estos inescrupulosos. Estas provincia aceptaron la eliminación del requerimiento del Certificado de inocuidad sanitaria y/o ambiental expedido previo al embarque por la autoridad competente del país de origen y ratificado por la autoridad de aplicación, para el ingreso de los materiales.

 

El listado es enorme, entre otro los desechos patológicos de los seres humanos, El material médico contaminado, como batas, jeringas y otro tipo de herramientas, son fuente de infecciones virulentas que requiere un trato cuidadoso y especial.


El de los residuos contaminados radiactivamente: el plutonio y otros materiales radiactivos de larga vida media son subproducto de las reacciones nucleares controladas que tienen lugar en las plantas eléctricas nucleares. Este material es altamente cancerígeno y mutagénico. Las pilas y baterías que una vez agotadas, su desecho representa un inconveniente medioambiental, ya que tarde o temprano sus envoltorios se oxidan y el ácido es liberado al entorno.

 

Los residuos agrícolas peligrosos como ser los pesticidas, agrotóxicos y abonos químicos ricos en nitrógeno y azufre, los envases usados cuyo deterioro inevitable preanuncia la liberación al ambiente de estas substancias e incluso la temible práctica de reciclado de uso que practican muchas comunidades que ignoran el peligro de esta acción. cta

 

Imagen Ilustrativa