Prefectura realizó tareas de control y prevención

Info General - 15/06/2019

Desde la fuerza llevaron a cabo tareas de inspección y descontaminación sobre el río Paraná y aseguraron, ante sospechas de la población, que las embarcaciones varadas no presentan fugas de combustibles.


Prefectura Naval Argentina llevó adelante tareas de descontaminación en el río Paraná. Luego de que circularan imágenes que denotaban que una embarcación presentaba una fuga en su tanque de combustibles, desde la fuerza realizaron las averiguaciones correspondientes.

 

Hace un par de días, se viralizaron fotografías aéreas que sugerían que una barcaza abandonada y semihundida se encontraba varada sobre el río Paraná, con una pérdida de hidrocarburos de gran magnitud, dejando tras de sí una cola con restos de combustibles, lo cual representaría un alto riesgo e impacto ambiental.


Desde la fuerza, a través de un informe oficial, detallaron que la embarcación en cuestión, se trata de una barcaza tipo tanque 1277, la cual se encuentra varada en el kilometro 1196 sobre un canal secundario del río. Esta embarcación ya había sido intervenida hace días atrás por la Prefectura. Los agentes realizaron en su momento tareas de contención y de descontaminación, mediante sistemas de barreras flotantes. Pese a esto, y a las sospechas de que la fuga se hubiera reanudado, se volvieron a  realizar tareas de inspección, donde se constató que si bien, alrededor de la embarcación podía divisarse un brillo tornasolado, típico del contraste que surge del vertimiento de combustible sobre el agua, esto se debió a que el oleaje propio del río, "lavó" la superficie de la embarcación, lo que generó que a través de la corriente, los restos oleosos se esparcieran generando una estela visible sobre la superficie. Sin embargo, esto no significa que la fuga continúe, por el contrario, desde la fuerza naval aseguraron que, luego de concretar las tareas especificas de control, con revisiones a lo largo de toda infraestructura y con equipo de buzos chequeando las zonas que se encuentran hundidas, quedó verificado que la barcaza no presenta fisuras por donde pueda continuar el escape de combustibles.


Prefectura Naval Argentina, afirmó a El Libertador, que diariamente se llevan adelante tareas de control, verificación e inspección pero que no se descarta la posibilidad de que existan otras embarcaciones varadas que puedan presentar este tipo de inconvenientes. Por otra parte, sostuvieron que los oficiales abocados a estas tareas continuarán a lo largo de los días venideros con las inspecciones y controles, tanto en las zonas donde se conoce que existen barcazas abandonadas, como alrededor del perímetro, para evitar así futuras contaminaciones y mantener a raya las actividades de prevención que vienen realizando.