Los votos fantasmas del 2 de junio

Política - 12/06/2019

50.000 votos que no se contabilizaron en el escrutinio provisorio y aparecieron en el definitivo, los más de 17.000 votos en blanco que fueron triturados y extrañamente quedaron un poco más de 200, algo que no sucede desde el advenimiento de la democracia en 1983, encierran con la protección del Poder Judicial, otro capítulo más del fraude electoral en Corrientes.


Cientos de personas que fueron a sufragar el primer domingo de junio, se encontraron que alguien antes voto por ellos. Algunos pocos se animaron a realizar la denuncia en sede policial, pero las actuaciones convertidas en exposiciones, jamás se moverán. Ni siquiera pasarán a los estrados judiciales. El Unicato gubernamental controla todos los estamentos del poder en Corrientes, y tiene aceitada a la Junta Electoral de la provincia, para que escurra cualquier “desprolijidad” que se presente.


No hay margen de error: la maquinaria fraudulenta del radicalismo es envidiable. Aunque el dato más interesante: los apoderados de la oposición, en su mayoría pertenecientes a las filas del PJ, se muestran como verdaderos paquetes atados y estacionados ante la monumental irregularidad advertida en los comicios del último 2 de junio. Ni los que no saben absolutamente de elecciones, pueden creer, qué de los más 580.000 electores, solo a 217 en toda la provincia se les ocurrió emitir su voto en blanco. Habían sumado 17.717 la noche de los comicios.


Las gruesas diferencias entre el provisorio y el definitivo sobre la cantidad de votantes: 64.5% en principio y después 70%, 5.5 puntos que representan (en votos) a un diputado y medio, y buen residuo para pelear una banca en la cámara alta. ¿Pero se pueden obviar 50.000 votos en un recuento provisorio? Y no. En el resultado final, el número de votos generales no encuadra con la asistencia. Alguien se equivocó de exprofeso. No hay dudas.


Otro dato: El informe final sobre votos generales el número es de 558.951 para senadores y 556.242 para diputados (66.9%), que incluyen los votos nulos y en blanco, pero a la vez se consignan 583.621 votantes (70.00%), que advierten una diferencia de 30 mil votos que desaparecieron (3 puntos del padrón de sufragantes) y que significan el coeficiente para obtener una banca en la cámara baja, o los votos que sacó Encuentro Liberal (ELI).


550 mil boletas representan unos 13.000 kilos de papel. Y 100 kilos de papel son algo así como 50.000 votos, en peso, dos bolsas de cementos de 50 kilos, las que dé golpe aparecieron en el escrutinio definitivo.


Si los muertos siguen votando, y hay casos confirmados, porque no, también los fantasmas. 1588