La Justicia dictaminó que las rejas de Plaza de Mayo son ilegales

Nacionales - 17/01/2019

Según un fallo, se las instaló sin respetar el Código de Planeamiento Urbano. Ahora el Ejecutivo deberá presentar un proyecto de ley para convalidaras.


La Justicia porteña falló en contra de las rejas que colocó la Ciudad en la histórica Plaza de Mayo, en mayo del año pasado. El Juzgado de 1ra. Instancia en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Nro. 8, a cargo del juez Osvaldo Otheguy, declaró ilegal su colocación, debido a que no respeta un artículo del Código de Planeamiento Urbano.

 

En su fallo, el juez ordena a la Ciudad que una vez que quede firme la sentencia, y en el plazo de 90 días, se debe votar una ley en la Legislatura para habilitarlas. De no ser así, el Gobierno porteño deberá retirar las rejas.


A fines de mayo de 2018 se reabrió la plaza luego de una polémica transformación. En lugar del vallado policial que se transformó en una constante desde 2001 -y que incluso en 2013 fue cementado-, colocaron una reja. Además se ensancharon las veredas y se quitaron carriles de circulación para autos. También se recuperó un espacio que había estado ocupado durante mas de 10 años por soldados que reclamaban ser considerados ex combatientes de la Guerra de Malvinas; y se restauró la Pirámide de Mayo.


Pero la colocación de las rejas fue el mayor conflicto. Desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público, a cargo de las obras, siempre explicaron que se pueden desmontar en 48 horas y que habían sido colocadas por "seguridad presidencial".


En ese momento, el Observatorio del Derecho a la Ciudad y el de Patrimonio y Políticas Urbanas presentaron un recurso de amparo contra las rejas. Su principal argumento fue que su colocación no fue aprobada por ley. Y que las rejas no forman parte del diseño histórico de la Plaza de Mayo, ya sea que se tome la morfología que tenía en 1897, según el criterio de la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos; o en 2000, cuando se aprobó el Código de Planeamiento urbano que define a la plaza como Área de Protección Histórica.


"La Plaza de Mayo es un área APH 1 y está protegida -subrayó la abogada María Carmen Usandivaras, de Basta de Demoler, cuando pusieron las rejas-. Para cualquier modificación o cambio de diseño o incluso de mobiliario urbano, hace falta una ley aprobada por la Legislatura porteña. El vallado anterior era mejor que esto, porque no modificaba tanto la plaza porque era provisorio. Tampoco correspondía, pero todos esperábamos que algún día lo sacarían. El nuevo enrejado lo institucionaliza y, además, modifica totalmente el paisaje patrimonial".


Ahora el juez de primera instancia les dio la razón, con una sentencia que resuelve la cuestión de fondo. El fallo fue firmado el 28 de diciembre, pero las organizaciones se notificaron, informalmente, hoy. Trascendió que el Ejecutivo porteño ya estaría elaborando un proyecto de ley para que legitime las polémicas rejas, con el objetivo de que sea tratado en la Legislatura en las primeras sesiones de este año. Lo cierto es que se da por descontado de que será votado positivamente, ya que el oficialismo tiene mayoría en el recinto.