Liga Nacional

San Martín intentará arrebatarle el segundo chico a San Lorenzo

Deportes - 13/06/2018

Desde las 22 con referato de Estévez, Fernández y Brítez, se disputará el juego 2 en la final de la Liga Nacional de Básquetbol. El Rojinegro buscará mostrarse combativo como el lunes y conseguir un triunfo, para igualar 1-1 la pulseada por el campeonato.


Esta noche seguirá la acción de la final de la Liga Nacional de Básquetbol con el juego 2 a disputarse desde las 22 en el Polideportivo Roberto Pando de Boedo, con arbitraje de Pablo Estévez, Juan Fernández y Oscar Brítez. San Martín buscará arrebatarle el partido a San Lorenzo para emparejar 1-1 la definición de la temporada 2017-2018. De lo contrario, regresará a Corrientes con una desventaja de 0-2 para la continuidad del mano a mano por el título de campeón.


El Rojinegro cumplió su libreto durante gran parte del desarrollo del primer capítulo de la final, conteniendo el caudal ofensivo de San Lorenzo y buscando la forma de no salir lastimado al juego físico de la defensa del Ciclón. No obstante, la jerarquía del bicampeón se plasmó en su máxima expresión durante el último cuarto (anotó 30 puntos en ese lapso de 10 minutos) y de esta manera destrabó un partido que se presentaba muy cerrado para imponerse por 86-80 y arrancar con ventaja de 1-0.


Algunas ráfagas anotadoras de Nicolás Aguirre (10) y Selem Safar (15, desde la banca), y el indomable uno contra uno de Dar Tucker (23) y Gabriel Deck (25), fueron parte del vasto repertorio ofensivo con que el conjunto dirigido por Gonzalo García acalló a un combativo San Martín, para después torcerle el brazo en las últimas acciones del lunes.


En la faz defensiva, pese a no contar con el cubano Javier Justiz Ferrer (con un problema en el talón, en duda para esta noche), el dueño de casa propuso un juego físico, intenso y desgastante, al que los conducidos por Sebastián González lograron hacerle frente tratando de ser pacientes a la hora de atacar y repartiéndose el protagonismo cuando debían lastimar al cesto rival: Jeremiah Wood (18), Michael Hicks (10), Justin Keenan (19) y Jonatan Treise (12), los últimos dos llegando desde el banco de relevos, se alternaron para convertirle al Ciclón.


Pero no fue suficiente para dar el impacto en Boedo, y eso lo tienen bien claro los integrantes del staff Rojinegro, quienes una vez finalizada la jornada del lunes expresaron su entusiasmo para con el juego competitivo que le plantearon al bicampeón, pero remarcaron también la necesidad de no bajar la guardia en la faz defensiva (principal alerta bajar el goleo del Ciclón y contener su desbordante uno contra uno), y reducir al mínimo el margen de error en las acciones de ataque.


Tal cual estaba establecido para el inicio de la serie y los partidos en el Pando, esta noche seguirá siendo parte de la rotación del equipo el panameño Michael Hicks, a la espera de un retorno de Leonardo Mainoldi para los juegos 3 y 4 a desarrollarse en cancha de San Martín el sábado y lunes próximos.


Nueva disputa entre el 1 y 2 de la fase regular. Los mejores equipos de la postemporada prometen darle continuidad a una serie que comenzó con la vara bien alta.


Calificá esta nota