Por Daniel Caram

Cómplices

Opinión del Director - 27/04/2017

A lo correntino… buscando mostrar un modo de vida siempre cercano a los lujos. Como si no tuviésemos cerca nuestros campos libres y naturales, parece más  ‘cool’ vivir en countries construidos sobre espacios inundables.

 

Y así estamos hoy, con un panorama preocupante, con imágenes impactantes de lagunas que parecen unirse en su afán de mostrarnos su bronca contra tanta desidia.

 

Pero claro, ‘está más bueno’ vivir en casas despampanantes cerca de Santa Ana.

 

Ahora, ¿otra vez no hay responsables de algo?.

 

Acá hubo empresarios de acomodadas familias que vendieron terrenos sin los controles del caso, y ahora hay dos sectores afectados: aquellos que se instalaron a vivir en esos chalet hoy inundados, y los lugareños que siempre habitaron la zona, a sabiendas de los riesgos mínimos que se tenía en el pasado.

 

Observar la zona desde el aire es corroborar cómo la naturaleza ‘nos pasa factura’… Los bañados y aguadas naturales solo buscan los cursos de agua que antes no estaban cerrados ni obstaculizados.

 

Y la desidia lleva al mismo camino: el reclamo al estado… municipal o provincial
Allí deben ir entonces, funcionarios de uno y otro gobierno, atendiendo urgencias que bien pudieron ser subsanadas en su momento cuando no se hicieron los controles del caso.

 

Hace un tiempo, cuando se inundaron zonas aledañas al Pirayuí, el intendente Ríos criticó a “los irresponsables que lotearon terrenos que no estaban en condiciones de ser habitados”

 

Y ahora?. La sutil diferencia es que cerca de Santa Ana hay chalets… y en el Pirayuí hay casillas.

 

De una vez por toda deberán aparecer responsables. Se llamen como se llamen.