Por Daniel Caram

Campaña 2.0

Opinión del Director - 21/04/2017

En la jerga de Internet, un trol,  describe a una persona que publica mensajes provocadores, irrelevantes o fuera de tema con la principal intención de molestar o provocar una respuesta emocional negativa en los usuarios y lectores.

 

La misma definición advierte que ésta actividad tiene  fines diversos (incluso por diversión) o, de otra manera, alterar la conversación normal en un tema de discusión, logrando que los mismos usuarios se enfaden y se enfrenten entre sí.

 

Copiando esquemas propios del macrismo puro, y con escasas muestras de honestidad y buen comportamiento, desde Salta y Mayo ya se encuentra trabajando un ejército de jóvenes internautas que establecen la guerra cibernética en favor de la fórmula Tassano-Lanari en Capital.

 

Puede que uno, ya entrado en años, todavía no entienda o al menos se resista a aceptar éstos métodos actuales de campaña. Es que parece que los discursos, los actos multitudinarios, y la militancia en la calle con afiches y engrudos ya son parte de la historia.

 

Todo bien, y se aceptan los cambios. Pero éstos muchachos de la compu, además de buscar pleito por pavadas, están recibiendo dinero del estado, y su trabajo consiste solamente en escribir estupideces para crear discordia… Suena medio incoherente ¿no?.

 

El trol (sin letras de más que pueden ofender elecciones personales) puede crear mensajes con diferente tipo de contenido como groserías, ofensas, mentiras difíciles de detectar, con la intención de confundir y ocasionar sentimientos encontrados en los demás.

 

¿Hasta dónde hemos llegado?

 

Dicen los que saben que la veintena de muchachos y muchachas de las compus del Gobierno hasta tienen un lugar físico, y la campaña en Capital vendría a ser una especie de prueba, ya que la pelea grande vendrá después cuando deban defender al mimado de Colombi, o lo que es peor: defenestrar al oponente…

 

Dicen que hasta tienen premios aquellos que generan las discusiones más vehementes entre los cibernautas.

 

Las lluvias en Capital, y los problemas que surgieron luego, fueron caldo de cultivo para establecer la lucha en las redes…


Deprimente… cosas de trol…