Por Daniel Caram

Es una opción la tercera opción?

Opinión del Director - 26/12/2016

Any Pereyra reveló las pretensiones del liberalismo orgánico: “a los correntinos hay que darle opciones, y veo que desde hace tiempo eso no pasa. El PL puede ser una opción electoral”, expresó la Viceintendente.

 

Surge entonces la pregunta. ¿Es valedera ésta opción… o solo se enmarca en la determinación de un grupo político que no encuentra espacio definido dentro de los esquemas mayoritarios?.

 

Corrientes, se sabe, tiene un particular mapa político. Desde la desaparición de hegemónico Pacto PA-PL las opciones siempre pasaron por las ofertas nacionales maquilladas de una u otra manera, pero siempre con fondos radicales y peronistas.


Tan distinto es este mapa que el radicalismo casi destruido a nivel nacional, sobrevivió en estos lares como poder.

 

Ahora, ¿Qué lugar tendrá una tercera opción?.

 

Las justificadas intenciones de Any Pereyra bien pueden direccionarse desde una oferta con nuevas caras y protagonistas (como ella) o desviarse hacia el PL siempre presente con referentes repetidos funcionales al poder y aprovechando las circunstanciales migajas del poder.

 

Puede que, con un kirchnerismo fluctuante y un poder nacional sin equilibrio, esa tercera opción sea realmente una alternativa, pero para ello deberá incluir a una variedad de nombres que hoy bien pueden representar a la ‘nueva política’.

 

¿Se repetirá el apoyo a Camau de éstos ‘rebeldes’ a los poderosos?.

 

“Si me dan a elegir, me gustaría ser Gobernadora”, dijo Pereyra, con exultante optimismo, y recalcando su respetable aspiración que tal vez hoy suene exagerada.

 

Con algunos personajes (incluso nuevos nombres pero con conducta reiteradamente fracasada) el PL no llegará a ningún lado. O sí: a ocupar lugares secundarios en el papel eterno de co-protagonista.

 

Una opción real y verdadera necesita de un cambio rotundo, algo que a los celestes les cuesta horrores.