Por Daniel Caram

Directo a un imbécil

Opinión del Director - 20/11/2016

No ahorró términos duros Fabián Ríos para referirse a Colombi el pasado sábado cuando inauguró pavimento en el barrio San Benito.

 

No tuvo reparos en el acto institucional, ni en momento de alegría de los vecinos.

 

Hay dos lecturas claras: ya todos se le animan al Gobernador en sus tiempos de despedidas, y está más que claro que la campaña está en marcha.

 

Al escuchar la grabación del discurso – estratégicamente distribuida por la oficina de prensa municipal- queda demostrado que Ríos estuvo muy cerca de utilizar algún epíteto hasta fuera de lugar. Pero se controló.

 

“Hay que ser muy imbécil para abusar del más débil, para pisarle la cabeza a un trabajador. Hay que ser muy inútil sintiéndose poderoso y sacándole el salario del bolsillo a una familia”, dijo el Intendente, tras confirmar que se produjeron nuevos descuentos en las arcas municipales por obra y decisión del mercedeño.

 

“Cuando nos toca reclamar por la plata que le corresponde al Municipio; protestamos por eso, por la falta de humanidad, de sentido de solidaridad”, agregó.

 

Y como en un desprolijo desafío callejero, el Jefe Comunal le dijo al gobernador Ricardo Colombi: “si el problema es conmigo, lo puede resolver en cualquier lugar, pero no sacándole el salario a un trabajador. Eso no se hace. Eso no es de bien nacido. No es de hombre de palabra,  de alguien que debe ser solidario; ni de quien quiera dice mirar hacia adelante”.

 

Más allá del escenario elegido, y de la realidad incontrastable de los descuentos a la Municipalidad, la realidad muestra que Colombi vuelve a utilizar métodos ilegales para mostrar su enojo, y no repara en las consecuencias, habida cuenta que ya no es él quien encabezará la próxima fórmula del oficialismo.

 

El título de éste artículo impone una aclaración concreta: fue Fabián Ríos el que utilizó el término. Por eso, directo a un imbécil… al que sea.